Ordenan reinstalar 27 policías en Guerrero

Chilpancingo, Gro.- El Juez federal del Distrito 7 de Chilpancingo ordenó la reinstalación de 27 policías estatales que el 31 de mayo del 2017 fueron despedidos luego de haber realizado una serie de protestas para denunciar la falta de armamento, municiones, chalecos antibalas, uniformes y patrullas.

En esa ocasión, la Secretaría de Seguridad Pública estatal cesó a 200 agentes, pero solamente 176 interpusieron una serie de demandas judiciales exigiendo su reinstalación, porque la sanción que les impusieron no fue con un debido proceso.

Manuel García Guatemala, asesor jurídico de los policías despedidos, informó que el juez federal ordenó que en un primer paquete cuatro elementos de seguridad sean reinstalados en un plazo de tres días contados a partir de este jueves primero de julio.

Otros 22 policías también serán reinstalados una vez que se desahogue una audiencia y se haga la notificación oficial a la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

Las dos resoluciones están en los expedientes 558/2021 y 609/221.

El abogado dijo que en la resolución ejecutoria 558/221 el juez advierte que si la autoridad competente en este caso el Secretario de Seguridad Pública estatal, David Portillo Menchaca, desacata la resolución judicial será sancionado penalmente y destituido del cargo.

García Guatemala afirmó que el juez federal les dio la razón porque comprobaron que a los policías estatales no se les siguió un procedimiento administrativo para sancionarlos.

“Los policías que protestaron con justa razón para exigir sus demandas nunca pasaron a ser notificados oficialmente de su despido y tampoco se les siguió un proceso en el Consejo de Honor y Justicia”, afirmó.

En mayo del 2017, los policías estatales iniciaron un paro de labores y se amotinaron en el cuartel y luego realizaron una marcha en la Autopista del Sol Cuernavaca-Acapulco.

Pedían pago de viáticos, municiones, chalecos antibalas, armamento nuevo, patrullas y uniformes.

“Cómo era posible que el Gobierno mandaba a sus policías a combatir la delincuencia prácticamente desarmados”, cuestionó el abogado.

En las próximas semanas, el juzgado federal va a emitir nuevas resoluciones para ordenar la reinstalación del resto de los 149 policías estatales que también se ampararon por su despido injustificado, según García Guatemala.

José Isabel Muñoz Franco, comandante de la policía estatal, dijo que del 2017 a la fecha fallecieron cuatro de sus compañeros derivado de las penurias económicas que padecieron luego de que fueron cesados por el gobierno.

Además, la esposa de un agente murió porque le negaron el servicio médico en la clínica del ISSSTE.

El jefe policiaco se quejó de que cuando iniciaron sus protestas nunca fueron atendidos por el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Según Muñoz Franco, él y otros de sus compañeros han recibido amenazas y responsabilizó a Astudillo de lo que a él le pueda ocurrir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *