Presenta Añorve iniciativa para prohibir venta de niñas

Ciudad de México.- Tras lamentar la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador en su reciente visita a la zona de La Montaña de Guerrero, el senador Manuel Añorve Baños dijo que se presentará una iniciativa de reforma legal para evitar el matrimonio infantil forzado y obligue a la Federación a intervenir directamente en el problema y no solo a las autoridades locales.

La bancada del PRI en el Senado presentó una iniciativa de reforma al artículo 41 de Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que busca prohibir la venta de niñas con fines matrimoniales escudados en los llamados usos y costumbres de las comunidades indígenas.

El senador guerrerense, autor de dicha iniciativa, criticó que el presidente de la República tenga la visión  de que se trata de un problema excepcional cuando en el país, de acuerdo con cifras oficiales, en el país se calcula que unas 300 mil niñas y adolescentes, sobre todo en el estado de Guerrero, han sido vendidas con fines matrimoniales.

La reforma publicada en la Gaceta Parlamentaria y que se turnará a Comisiones busca garantizar que los usos y costumbres de las comunidades indígenas, así como los de toda la sociedad, no socaven, limiten o violen los derechos humanos de las mujeres.

Además, señala la propuesta, busca erradicar cualquier práctica, basada en tradiciones, usos o costumbres, que tenga como resultado final, la venta de niñas para contraer matrimonios forzados, o cualquier otra actividad denigrante o ilícita.

Se establece la obligación de la Federación de garantizar que los usos y costumbres de toda comunidad no atenten contra los derechos humanos de las mujeres y no sirvan como excusa para venderlas al mejor postor para que contraigan matrimonio.

“No se busca restringir el libre desarrollo de las comunidades indígenas, ni coartar el derecho constitucional de toda comunidad a poder autodeterminarse, de acuerdo a sus usos y costumbres; lo único que se quiere lograr, con esta reforma, es que la federación asuma su responsabilidad de garantizar el respeto irrestricto de los derechos humanos de toda persona, por sobre todas las cosas”.

Se argumenta que ya no se puede seguir solapando esta realidad y minimizando el sufrimiento de cientos de miles de niñas que han sido arrancadas de su niñez y entregadas a las garras del abuso, la humillación y el abandono. Tomado de El Universal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!