Piden a AMLO frenar matrimonio infantil… y nada

Ciudad de México.- Hace un mes, un colectivo de 650 mil indígenas, de todas las etnias del País, pidió al Presidente Andrés Manuel López Obrador hacer suya una reforma constitucional para poner freno a las uniones y matrimonios infantiles en esas comunidades.

Sin embargo, el Mandatario ha guardado silencio sobre el tema, aún cuando realizó una gira de trabajo por la región de la montaña de Guerrero, donde la venta de niñas a cambio de dinero y bienes, como terrenos y animales, es una práctica vigente.

El pasado 28 de septiembre, durante la ceremonia de petición de perdón al pueblo Yaqui, en Sonora, los representantes de los pueblos originarios entregaron al tabasqueño un documento que contiene una propuesta de reforma constitucional sobre derechos de los pueblos indígenas y afromexicanos.

«Por esta razón están aquí frente a usted representantes de todos nuestros pueblos y de manera conjunta le entregamos la propuesta de reforma constitucional, apoyada por más de 650 mil firmas de mujeres y hombres indígenas y afromexicanos de esta gran nación que hemos construido colectiva a lo largo de dos años», dijo Jesús Patricio Varela Martínez, secretario de la Guardia Tradicional de Tórim.

«Y en este momento le pedimos que la haga suya y a nuestro nombre la presente al Congreso de la Unión».

El yaqui Crisóforo Valenzuela se acercó hasta el Presidente y entregó en mano el documento.

El Mandatario posó para la foto y, al percatarse de que era uno de los momentos más aplaudidos de la ceremonia, dio vuelta al engargolado para revisar la carátula.

Se sentó en su silla lo hojeó por algunos segundos, para luego buscar la mirada de algún colaborador y entregársela.

Se trataba de un documento de 180 cuartillas, precedido de dos años de trabajos, consultas, asambleas, discusiones y análisis, en los que también participaron expertos convocados por la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI).

En ese proyecto, se propone adicionar un apartado B al artículo segundo de la Constitución para establecer la obligación de las autoridades de garantizar el reconocimiento y la atención especial a los derechos de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes indígenas.

En el segundo párrafo de la fracción XI, se plantea la necesidad de tomar medidas para evitar las uniones, matrimonios y embarazos de menores.

«Se propone establecer la obligación estatal de garantizar a las niñas, niños, adolescentes y jóvenes indígenas, una vida libre de todo tipo de exclusión, discriminación y violencia, en especial de la violencia sexual y de género; crear políticas dirigidas a prevenir y atender las adicciones desde una visión de respeto a las identidades culturales, así como realizar medidas para evitar las uniones, matrimonios y embarazos a temprana edad, con perspectiva intercultural», refiere.

Hasta ahora, no se han tomado medidas para concretar esta propuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!