Marchan niños de Guerrero para exigir justicia

Views: 26

Chilpancingo, Gro.- Bajo el grito de “Ni pistolas ni amapola queremos ver las olas”, unos mil niños de 25 comunidades de los municipios de Chilapa y José Joaquín Herrera marcharon por las calles de Alcozacán en esta fecha del Día del Niño.

La marcha fue convocada por una fracción de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de Pueblos Fundadores (CRAC-PF).

Esta vez a diferencia del pasado 22 de enero del 2020 que unos 15 niños marcharon armados con rifles en la carretera que conduce a la localidad de Hueycantenango, cabecera del municipio de José Joaquín Herrera, ahora lo hicieron sosteniendo en sus manos mantas y cartulinas en donde se leían consignas de paz.

Aunque la demanda de aquella marcha de enero del 2020 y la de este viernes del 2021, fue la misma: “justicia y seguridad”.

“No me quiero sentir valiente cuando salgo a la calle. Me quiero sentir libre” decía una de las cartulinas de los niños que desfilaron dos kilómetros sobre esta vía y que empezó a las once de la mañana.

La marcha partió del lugar conocido como “Los Pinos” y culminó al final de la calle principal de Alcozacán.

Aquí un dirigente de las autodefensas preguntó a los asistentes: ¿quieren saber cuáles son las armas que les vamos a dar a los niños?

Varios policías comunitarios que llevaban bolsas de plástico de donde sacaron juguetes que les entregaron a las niñas y niños.

Con sus juguetes de plástico en la mano los niños quebraron varias piñatas.

Antes, un niño leyó un escrito dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador a quien le dicen que los habitantes de esa zona de la Montaña Baja no pueden salir de sus pueblos por el asedio que sufren de los integrantes de las organizaciones criminales de Los Rojos y Los Ardillos.

Foto: El País.

Dos menores criticaron al gobernador priista Héctor Astudillo y al mandatario López Obrador por haberlos criminalizado al responderles por el anuncio de que el 30 de abril marcharían en Alcozacán y después armarían a los niños.

Dijeron que Astudillo manda a policías supuestamente a brindar seguridad pero que estos agentes “son lo mismo que Los Ardillos”.

En enero pasado se cumplió un año de que integrantes del grupo criminal Los Ardillos masacraron a diez integrantes de un grupo musical de esta comunidad. El reclamo de las viudas y habitantes de este pueblo es que el gobierno de Astudillo sigue sin hacerles justicia deteniendo y encarcelando a los responsables.

Foto: El País.

Tras más de 12 meses de esos hechos, la CRAC-PF se dividió, ya que un grupo que dirigen los hermanos Bernardo y David Sánchez Luna tienen su propio territorio.

En tanto que la otra facción es dirigida por Jesús Plácido, hijo del fallecido fundador de la CRAC en San Luis Acatlán, Cirino Plácido Valerio, está asentada en Alcozacán.

error: Content is protected !!