Defenderé mi reputación de quien no la tiene: Astudillo

Views: 44

* No defiendo a nadie, menos si cometió delito.

* Xavier Olea es un abogado de desprestigio y vicioso.

* No sacaba ni un solo pollo del corral el exfiscal.

* Se maneja en escándalos y no en leyes.

* A la mejor se arregló con él para no judicializar el caso.

El gobernador Héctor Astudillo Flores admitió que conoció la acusación contra Félix Salgado Macedonio, aunque no fue consultado, y atajó que no defiende a nadie, menos si cometió un delito, pero sí defenderá su reputación porque lo que peor que puede hacer es quedarse callado frente a tanta mentira y tanta infamia.

Cuestionado en entrevista radiofónica con MVS sobre si frenó una orden de aprehensión contra el actual precandidato de Morena al gobierno de Guerrero, el Ejecutivo estatal apuntó que no tiene facultades para hacer eso porque la Fiscalía General del Estado, desde hace varios años que se reformó la Constitución, es una institución autónoma del Poder Ejecutivo.

“Es un tema que yo lo he venido observando. Obviamente, me llama la atención como 3 años después aparece el tema, verdad. Y aparece en un momento electoral y aparece impulsado por un personaje pues que fue el fiscal. Yo creo que primero que no cumplió con lo que dice la ley es él porque debió haber hecho lo que le obliga la ley, él debió de haber judicializado el asunto si él tenía los elementos para hacerlo y no andarle consultando al gobernador”.

Refirió que ese tipo de asuntos no se los consultaba y, consecuentemente menos los asuntos que él se dedicaba a atender y que resolvía a través de su despacho en la Ciudad de México.

En tono molesto, el gobernador de Guerrero consideró que hay que dimensionar el tema y dimensionar más de quién viene. Definió que Xavier Olea es un abogado con un gran desprestigio que estuvo en la fiscalía del estado y su paso por la fiscalía fue el tiempo más negro de los últimos tiempos del Estado de Guerrero.

“Los indicadores delictivos alcanzaron sus máximos picos, porque ahí no se resolvía nada. En pocas palabras, como dicen acá en mi tierra, no sacaba un pollo del corral, no resolvía un sólo asunto que era muy complicado porque frecuentemente se perdía por los vicios tan arraigados que tiene él de manera personal. Entonces, creo que hay que ubicar quién está manejando el asunto”.

Y remarcó que Olea Peláez se maneja un ámbito de escándalo no de leyes, es un docto del escándalo no de leyes. Entonces, hay que ubicar exactamente cómo se está moviendo esto y para que se está moviendo esto.

Y rápido se limpió:

—Yo no defiendo a nadie, ¿eh? Mucho menos a alguien que haya cometido un delito, lo repito, yo no defiendo a nadie, ni mucho menos que haya cometido un delito. Yo lo que voy a defender pues mi reputación, especialmente viniendo de alguien que tiene una reputación en el piso o abajo del piso como es el caso de Olea Muñoz (sic). Lo peor que puedo hacer es quedarme callado frente a tanta mentira y tanta infamia.

Al ser cuestionado por el conductor del noticiero de MVS, Luis Cárdenas López, sobre cómo se ve el panorama con una elección de muchos golpes muy duros y muy sucios bajo la mesa, Astudillo Flores textualizó:

Yo creo que, aquí hay que colocarse en una posición de no meterse, pero también no permite que me metan. Y sí, sí quiero fijar mi posición como lo dije en Reforma: por supuesto, conocí el caso, pero a mí nunca me consultaron. Ahora, por qué no me consultaron, por qué no lo hizo. Pues porque supongo también hasta se andaba arreglando con él. Así de sencillo.

Y siguió arremetiendo:

—Pues quién es Olea, solamente hay que ubicar quién es Olea. Porque a ver si le ponemos hacer caso alguien con tanto desprestigio, así como dicen alguien, la reputación de Olea es altamente conocida y cuando vino la Fiscalía que yo lo traje, que yo lo propuse, me insistió que tenía interés de servirle al Guerrero, pero después me di cuenta que a lo que vino es quererse a servir de los asuntos que se manejaban en la Fiscalía. Entonces, es muy grave cuando alguien asume esta ruta y esta actitud. Y se mete en problemas de carácter político. Yo no me quiero meter en problemas de los partidos políticos, no me corresponde y mucho menos de Morena, menos me corresponde, ni quiero, ni debo, ni puedo meterme.

—Pero aquí hablamos de algo de que podría estar trascendiendo a lo político, es muy lamentable que surja en este momento, pero conociste de la investigación que había contra Félix Salgado Macedonio, hoy yo lo entiendo y creo que eso se tiene que entender jurídicamente, legalmente es una fiscalía autónoma y no hay una injerencia del Ejecutivo del gobernador hacia la fiscalía. ¿Pero a poco pues ya tendría que darse carpetazo, no, ¿lo que pasó, pasó?

—No, yo creo que ahí está la carpeta, la tiene la Fiscalía, no la tengo yo. Y Olea también tiene otro problema, o sea por qué se lleva los documentos, eso es un delito y los anda repartiendo como panes calientes a todos lados, eso no es mi problema es un problema de él, él se llevó los documentos y además de que no cumplió ni con la Constitución. Qué es lo que hace uno cuando uno es funcionario público, cuando uno llega a una responsabilidad. Lo primero que hace uno es, protesta. ¿En qué consiste la protesta? En cumplir lo que dice la Constitución General de la República, la del Estado de Guerrero, las leyes que de ella emanan y él no cumplió con ninguna de ellas y está confeso así directamente y está metido en un show y sería bueno investigar quién le está pagando. Porque él no actúa por convicción ni por principios morales, actúa porque le pagan, así de así de sencillo Luis.

error: Content is protected !!