Inician recortes por 241 mdp en gobierno de Guerrero

Views: 50

Al oficializar el inicio del segundo ajuste presupuestal del año por 241 millones de pesos, el gobernador Héctor Astudillo Flores informó que Guerrero dejó de percibir casi 330 millones de pesos por pagos de servicios como tenencia y derechos de control vehicular, así como el impuesto al hospedaje.

En una videollamada, desde la Ciudad de México, el ejecutivo estatal aseguró que el tema de la pandemia ha traído una situación económica muy compleja, no solamente a Guerrero sino a todo el país y a todos los países del mundo y ya ha afectado significativamente las economías de todos.

“Nosotros hicimos un primer recorte en el mes de marzo, si bien lo recuerdo, por el orden de 200 millones de pesos. Estamos formalizando hoy el segundo ajuste presupuestal por la cantidad de 241 millones 386 mil 585 pesos, o sea más de 441 millones de pesos”.

Aseguró que el gobierno estatal implementó una serie de medidas para apoyar a empresas, derivado de la contingencia, primero sanitaria y luego económica, entre las que detalló el 3 por ciento del impuesto al hospedaje porque se cerraron todos los hoteles y no hubo visitantes. Esto representó alrededor de cien millones de pesos.

El segundo punto fue no cobrar el Impuesto Sobre la Nómina que también ascendió a alrededor de 30 millones de pesos. Se suspendieron todas las auditorías que se estaban haciendo.

Se amplió el tema de los estímulos fiscales en el impuesto sobre la tenencia y el derecho del control vehicular con un monto de casi 19 millones de pesos que dejaron de ingresar.

“Todo esto ha hecho pues que el ingreso se haya caído. Dejamos de recaudar, en todo este tiempo que lleva la crisis de salud y económica, casi 330 millones de pesos de ingresos propios”.

Según Astudillo, el ajuste presupuestal comprende la restricción de compras al mínimo, disminución de pagos de servicios de telefonía celular, desaparecer los gastos de representación y alimentación, disminuir los gastos de gasolina y racionalizar los viáticos de servidores públicos y cancelar cualquier adquisición de vehículo nuevo, mobiliarios nuevos.

Igualmente, detalló Astudillo Flores, el ajuste contempla la reducción de contratación de asesorías, estudios e investigaciones, la cancelación de todos los gastos de eventos protocolarios, ceremoniales y de festejos diversos.

Otro recorte sensible se dará en el presupuesto de la Dirección General de Comunicación Social, calculado en un 25 por ciento. La dependencia es la encargada de los convenios publicitarios con los diversos medios de comunicación de la entidad y de circulación nacional, así como empresas relacionadas al área de información y difusión de actividades.

Aunque no está contemplada abiertamente en ninguna de las tablas de erogaciones del Decreto 447 del Presupuesto de Egresos del Estado de Guerrero 2020, publicado en el Periódico Oficial con fecha de 19 de diciembre del 2019, se calcula que existe un gasto anual de Comunicación Social de alrededor de 60 millones de pesos por manejo de información e imagen del Ejecutivo estatal. http://i.guerrero.gob.mx/uploads/2019/11/DECRETO-447-DEL-PRESUPUESTO-DE-EGRESOS-DEL-ESTADO-DE-GUERRERO-2020.pdf

Las dependencias que no se verán afectadas en las reducciones son Salud, por cuestiones obvias; Seguridad Pública, por ser también área prioritaria; Turismo, considerado como actividad esencial; Educación, por la cercanía del inicio del nuevo programa escolar y el Campo, que tiene que ver con temas como la alimentación, agricultura y la ganadería.

“Pese a la adversidad, seguiremos trabajando con el mismo compromiso desde el primer día de la administración, enfrentada a la pandemia de Covid-19 no sólo ha traído un problema sanitario, sino también un grave y profundo daño a la economía de Guerrero que es histórico y afectará a los más pobres”.

El gobernador destacó que no se ha despedido a un solo trabajador y se han cubierto puntualmente salarios y prestaciones que corresponde por Ley.

Reconoció también que Guerrero, ante esta crisis, ha contado con el presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de apoyos materiales y económicos proporcionados por el INSABI, el Instituto Nacional de Salud y Bienestar.

“México enfrenta hoy el mayor desafío que tengamos memoria en las últimas décadas. Guerrero por su histórico atraso está haciendo gravemente afectado y su recuperación económica que implica generación de ingresos para la población, será difícil”.

Dijo que solamente unidos, los tres órdenes de gobierno y los poderes públicos con la sociedad y alejados de cualquier conflicto, se podrá hacerle frente a estos tiempos de adversidad. Hoy más que nunca, Guerrero nos necesita a todos.

error: Content is protected !!