Libera juez al Mochomo, clave de caso Ayotzinapa

Views: 102

Ciudad de México.- A un día que Alejandro Gertz Manero festinara avances del caso Ayotzinapa y se mofara que había acabado la verdad histórica, un juez federal del Estado de Mayo ordenó la liberación de José Ángel Casarrubias Salgado, a quien la propia Fiscalía General de la República lo había señalado de haber dado la orden de matar a los 43 normalistas en Iguala.

Según la información de diversos medios de comunicación, el juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, al revisar el expediente enviado, consideró que no había elementos para procesarlo por el delito de delincuencia organizada.

Hasta las 14 horas, El Mochomo no había abandonado el Penal del Altiplano, ya que estaba en los trámites de liberación.

La Fiscalía General de la República (FGR) capturó en Metepec, Estado de México, a Casarrubias Salgado y según informes de la propia institución, el supuesto narcotraficante fue detenido el pasado miércoles por agentes de la Policía Federal Ministerial, con base en una orden de aprehensión por el delito de delincuencia organizada, librada por un juzgado de distrito del Edomex.

El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, informó ayer que la detención se había dado un día antes, sin entrar en mayores detalles del tema pese a la importancia del mismo.

Desde octubre de 2015, la FGR ofreció una recompensa de 1.5 millones de pesos por informes que llevaran a la localización y captura de este presunto líder criminal, debido a la relevancia que tiene en las investigaciones del caso Iguala.

Dos presuntos integrantes de Guerreros Unidos aseguraron en un interrogatorio ante infantes de la Armada que “El Mochomo” fue quien ordenó ejecutar a los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Según un informe incluido en la causa penal 100/2014, Osvaldo Ríos Sánchez, “El Gordo” y su hermano Miguel Ángel, “El Pozol”, acusados de ser partícipes del crimen, confesaron a los marinos que los estudiantes fueron enterrados en una fosa localizada en Pueblo Viejo, entre los municipios de Iguala y Cocula.

“Hace unos días, (refirieron que) se encontraban arrepentidos de la muerte de los estudiantes y que ellos, junto con los del cártel, habían matado a los estudiantes, así como que participaron en tales hechos los que denominaban ‘policías bélicos’ y los Guerreros Unidos”, se asienta en el oficio PGR/AIC/PFM/UAIOR/DF/CHIMAL/1610/2014.

La FGR también refiere en la causa penal 100/2014 que el exalcalde José Luis Abarca ordenó detener a los estudiantes y que, una vez en manos de Guerreros Unidos, “El Mochomo” decidió que los mataran.

Con información de Reforma.

error: Content is protected !!