Ponte K

Views: 23

Ataulfo Trouyett Woodman

Ataulfo Trouyett Woodman

Y… ¿quién sustituirá a Ernesto Rodríguez Escalona en la Secretaría de Turismo de Guerrero?

Hace algunos días ocupó toda la atención el hecho de que fue llevado de emergencia desde Acapulco a la ciudad de México Ernesto Rodríguez Escalona.

La información deja saber que el secretario de Turismo de Guerrero había sufrido una recaída en su salud misma que lo tuvo sumergido en una depresión cardiaca; un vuelo en ambulancia aérea salió a un nosocomio privado de la Ciudad de México (vale que se fue al Donato G. Alarcón o al hospital de El Quemado) y ya ahí los médicos estabilizaron al conocido político y socialité de aquella ciudad puerto de Acapulco.

Horas después, desde los despachos de Comunicación Social brota (¿se escupe?) un mensaje diciendo El secretario de @Sectur_Guerrero, Ernesto Rodríguez Escalona, después de sufrir un padecimiento cardíaco se encuentra bien de salud y evolucionando favorablemente. En unos días más se reincorporará a sus actividades… que, casi casi, quiere decir que la salud de nuestro Secretario de Turismo está donde debe estar y desde su habitación él toma decisiones

Es definitivo que el comunicado desde esa oficina de gobierno además de impreciso fue totalmente desproporcionado, no es políticamente correcto poner esa información en la red del gobierno estatal cuando el tema es la delicada salud de un conocido funcionario. Pero en esa oficina se cometen esas y otras pifias mucho más graves…. Y no pasa nada.

José Cedano Galera.

En los corrillos del sector turístico, y en opinión de médicos especialistas, es claro que Ernesto Rodríguez Escalona está a semanas de dejar de ser secretario de Turismo del Gobierno de Guerrero pues sin duda que su familia le pedirá que priorice su salud antes que seguir siendo el funcionario más productivo del gobierno estatal, pero antes de continuar leamos ¿Quién es Ernesto Rodríguez Escalona?

De origen priista (hermanado en ese partido por su amigo el actual diputado federal René Juárez Cisneros, expresidente municipal de Acapulco y exgobernador del Estado, ya también trabajó para el primer gobierno de izquierda en Guerrero a invitación del propio gobernador Zeferino Torreblanca Galindo quien, en la campaña a la alcaldía de Acapulco, se mofó de él y lo bautizó el burro de la condesa, mote que causó estragos al priista.

Todo mundo se imagina que, para desagraviar el insulto, Torreblanca Galindo lo incluyó en el gabinete con el cargo de titular de la entonces Secretaría de Fomento Turístico del Estado de Guerrero. Incluso, el entonces Ejecutivo estatal comenzó a difundir entre sus allegados que el joven empresario era el mejor de los secretarios de turismo que había tenido hasta ese momento el gobierno del Estado de Guerrero. Hasta allá voló el ego del hijo de chuy Rodríguez, el zar de las concesiones playeras de Acapulco.

Detractores dicen, con argumentos sólidos, que la debacle turística de Acapulco en mucho es responsabilidad de Rodríguez Escalona, quien no ha llevado una política pública en la materia y se ha reservado la actuación oficial en conservar a los cuates hoteleros en las nóminas oficiales de la ahora Sectur y del Fideicomiso Turístico de Guerrero del que nadie sabe cuánto se ingresa, cuánto se gasta en promover este destino de playa.

Lo acusan de que, por esa apatía e incapacidad de actuación, se perdió turismo internacional, el mercado de cruceros se vino abajo, y lo mismo pasó con la (no)llegada de vuelos internacionales.

Eso seguramente pudo haber sido por asuntos de turismo internacional, aunque a Ernesto se le critica su apoyo al fomento de la inversión de condominios (para evitar los hoteles) así como el boom de la segunda residencia en Acapulco; esos dos ejercicios inmobiliarios (financieros) sirvieron, insisto, según expertos, en el alejamiento de cadenas hoteleras importantes, aunque; aunque todo los señalamientos nunca afectaron el charme y la enorme capacidad de socialité de este extraordinario personaje que hoy convalece en la CDMX.

Lo anterior solo sirve como argumento para tratar de convencer al gobernador Héctor Astudillo Flores de que considere priorizar la salud de este buen acapulqueño y es más, se vuelve difícil creer que el mismo gobernador absorba la responsabilidad de influir en la salud de Ernesto Rodríguez.

Esto es la política. Obvio que la pregunta ¿quién sería el relevo de Rodríguez Escalona en la Secretaria de Turismo del Estado?

Entonces surgen varios nombres. En orden de cercanía con el gobernador Astudillo estaría Noé Peralta Herrera, subsecretario de Turismo egresado del Instituto Patrulla y (dicen los muy enterados) COMPADRE del Ejecutivo estatal; Pedro Haces Sordo, director general del Fideicomiso más corrupto de fomento turístico del país y director del hotel mejor puesto de la Costera Miguel Alemán, (este sería el gallo de Rodríguez Escalona); José Luis Smithers, empresario hotelero y actualmente presidente de la asociación hotelera más importante de Guerrero, ejecutivo de carácter fuerte pero hábil mercadólogo (ex alumno del hoy Secretario de Turismo federal), pero con un bemol importante: dicen que tiene las uñas largas…

Hay más candidatos: Jorge Muñoz, del Colegio de Licenciados en Turismo y académico de la Facultad (de turismo); Pedro Falcón, Carlos González y por último, por ser la más importante, Mari Bertha Medina, propietaria de la famosa Suites Alba.

Dirán que excedimos los nombres, lo hicimos para demostrar la cantidad de hoteleros y turisteros que están en esos espacios. Concluimos.

Acá el asunto no es zopilotear sobre el funcionario en cuestión. Todo lo contrario, se le reconoce la calidad humana de Ernesto Rodríguez Escalona y por ello esperamos que tanto él como el mismo gobernador, antepongan el tema de la salud antes que cualquier otra cosa.

By the book.- De todos los hoteleros antes mencionados estamos ciertos que en José (PEPE) Cedano se reúnen todas las cualidades que un turistólogo debe tener, además de que resultó un comunicador extraordinario que reúne todos los requerimientos de un funcionario de turismo. Werever.

Concluimos. De la decisión que tome Héctor Astudillo dependerá su prestigio como estadista.  El turismo es la máxima plataforma laboral de Guerrero solo superado por las remesas … ¿mala onda?… No, insistimos: de lo que se trata con este apunte no es de afectar los proyectos del brother Rodríguez, al revés.

Ojalá que tenga larga vida y la salud lo ponga nuevamente en la circulación porque ya sido un empleado a todas luces capaz.

error: Content is protected !!