Patrulla de papel

Views: 107

Enrique Castillo González

“Puentes oficiales” vs “identidad nacional”

Enrique Castillo González

Hace una semana Andrés Manuel López Obrador dejó saber la posibilidad de regresar los días festivos del calendario a sus datas originales; esa acción llevaría aquello de recorrer las fechas para juntarlas con los fines de semana a los archivos del fue. Así (y una vez más) Andrés Manuel puso en la pista y bajo la esfera forrada de espejitos a los reaccionarios acostumbrados a danzar al ritmo de la 4/T; y sí, esa dinámica divierte a nuestro feliz Presidente.

Sin duda, los puentes estimulan las derramas económicas beneficiando per sé a la actividad turística; por ello, ese decreto proyectado desde una mañana en Palacio Nacionales provocó la reacción del universo hotelero.

Ahora, hablando desde la posición de un Think Tank abocado a temas de Seguridad Nacional, hemos decidido tomar el asunto (días feriados vs identidad nacional) y, tras revisarlo, compartir con mis 9 lectores (en especial a Jorge Zamora) lo reflexionado.

Entendemos los siguiente: para el 2021 los días festivos oficiales se cuentan con los dedos de una mano, y los días feriados provocados por los usos y costumbres son algo así como tres días más, es decir, por una semana de días feriados la identidad nacional ve cuarteadas las paredes de su edificio. Voy más lejos.

Recordemos, la agenda de Seguridad Nacional es muy corta, son 4 temas los únicos en esa, territorio-independencia-soberanía-gobernabilidad. ¿Dónde se involucra entonces la identidad nacional a la que ahora aludimos? Responderé sabido de la estrechez del espacio… ¡en todos los temas!

En la totalidad de la población y del territorio nacional se debe tener conciencia de lo que somos, al conocer a pie juntillas los que significa México logramos ser dueños de nuestra historia; al conocer la dimensión de nuestro espacio sin depender de nadie reforzamos nuestra soberanía y eso finalmente le da a esta nuestra nación, fortaleza en su forma de gobernarse.

Concluidos nuestros comentarios y estando por cerrar los trabajos de este think tank, desde su asiento el sargento Limón regaló a la mesa una importante reflexión.

Para poder entender las motivaciones que tiene un mexicano en uno y otro sentido y el cómo piensa se necesita conocer su historia, su origen, su cultura, sus tradiciones. El mexicano es creativo, hábil para crear; aquel catequizador que tuvo los primeros contactos con él reconoció sus habilidades, hoy vemos esas pericias en Paracho, en Oaxaca y Chiapas, las guitarras los telares y las hamacas son una pequeña muestra.

El sentido del humor del mexicano le alcanza hasta para burlarse de su propia muerte, festeja lo que es su fiesta más emblemática ¡la noche de muertos!; el mexicano ama las fiestas y le achaca la responsabilidad de esas a su santo patrón aunque al día siguiente no tenga dinero para comer. ¡Lo bailado nadie me lo quita! ese dicho lo blande como si fuera la bandera robada al enemigo.

Ahora, no todas las características del mexicano son de elogio, derivado de la experiencia dolorosa de haber sido sometido por el grupo en el poder que a la postre significó la conquista española el mexicano común (sobre todo el más relegado) tiende a ser dependiente del gobierno, y espera que ese haga las veces de su papá y o hasta su mesías.

Antropólogos sociales aseguran que el mexicano mantiene el gen azteca del sacrificio místico; el mexicano sigue dependiendo de lo divino y lo sobre natural. El mexicano le tiene un gran respeto a la suerte y a la salación (Octavio Paz dice, el mexicano ya no cree más que en dos cosas, la Virgen de Guadalupe y la Lotería Nacional).

Como leen, la exégesis que el sargento Limón obsequió a quienes rodeábamos la mesa se entendería así: es necesario fortalecer la -identidad nacional- y una de las primeras acciones será dejar perfectamente definidas las fechas conmemorativas que hacen las veces de memoria histórica.

Cerremos pues; a corto plazo, el tema este de la modificación de los días festivos pasará al anecdotario, lo permanente será el reconocimiento de los patriotas hacia la decisión del Presidente de la República y eso blinda también la Identidad Nacional.

El escenario caótico es continuará la subversión sobre la campiña cibernética aunque los hacedores de esa aun no entienden que la gente que apoya a AMLO poco o nada siguen esas redes; el escenario base es los astros se alinean a la 4/T, prospectivas favorables convertidas en hechos y cumplimiento de las metas sociales y financieras.

Último patrullaje.- Oaxaca; es sabido el pronto funcionamiento de un parque industrial cuya enorme plataforma continental tendrá dos puertos, aunque Minatitlán es Veracruz y Salina Cruz es Oaxaca lo sustantivo está en el potencial de ese territorio, por cierto, actores políticos de nueva generación, como son los hermanos Iruegas Álvarez estarán en la generación activadora de la plataforma oaxaqueña que impulsará no solo a la región ístmica, se calcula desde ahí el desarrollo del sur/sureste del país, como sea, Raúl y Jorge reflejan los genes y la visión del oaxaqueño de hoy.

Balazo al aire.- El difícil y poco practicado arte del patriotismo.

Greguería.- Eso de hablar de la tierra paterna y al mismo tiempo hacer guiños suele ser buen alimento para el apellido.

Oxímoron.- Istmo ancho.

Haiku.- enormes los ojos de esa noche

             tímido los vi.

             No hubo derroche.

error: Content is protected !!