Realizan misa por niño que disparó en colegio

Views: 129

Torreón, Coah.- Con una profunda tristeza reflejada en sus rostros, cerca de un centenar de personas pidió esta mañana por el eterno descanso del niño José Ángel, durante una misa realizada en la capilla de una funeraria ubicada en el norponiente de Torreón.

El féretro del menor de 11 años, quien el pasado viernes se suicidó tras matar a una maestra y herir a cinco alumnos y un profesor del colegio en el que estudiaba, fue colocado en el centro de la capilla y lució rodeado de globos blancos.

Durante el sermón de la misa, a la que sólo acudieron seis niños, se destacó la importancia de tener paz en todas las familias.

En el exterior de la capilla fueron colocados más de una veintena de arreglos florales con mensajes como “Ahora eres un ángel más, 6C te extrañará”.

Tras la misa, el cuerpo del pequeño fue sacado de la capilla para subirlo a una carroza, mientras que algunas personas soltaron el llanto.

Entre los familiares presentes del menor se encontraba su abuela, quien en todo momento mostró una actitud serena, y con quien vivía luego que su madre muriera años atrás.

Niño disparó hasta nueve veces: Fiscalía

José Ángel, alumno de 11 años de sexto de primaria del Colegio Cervantes, disparó nueve balas de dos pistolas para causar la tragedia del viernes, cuando mató a una maestra, hirió a cinco estudiantes y un profesor, y acabó con su vida.

En un comunicado, la Fiscalía de Coahuila informó anoche que el niño murió de un balazo en la cabeza, pero no detalló cuántos disparos recibieron María Assaf Medina, la maestra de inglés asesinada, y los heridos.

“Entre las pruebas periciales se localizaron en el lugar de la escena un total de 9 casquillos percutidos, 8 de calibre 40 y uno más de 25”, reportó la dependencia encabezada por el Fiscal Gerardo Márquez.

Inicialmente, el viernes, la Fiscalía había informado que las armas eran calibre 40 y 22.

El calibre 40 es popular en las Policías en Estados Unidos, pero en México está prohibido para estas corporaciones -que usan el calibre 9 milímetros- y, en cambio, ha crecido su utilización por parte del crimen organizado.

En tanto, el calibre 25, similar al 22, tiene una letalidad menor al de un arma de calibre 40, se puede usar en México bajo permiso y suele ser para defensa personal.

José Ángel, que había mostrado buen comportamiento y calificaciones destacadas, salió el viernes por la mañana de un baño del colegio disparando para matar a la maestra de 50 años, herir a cinco alumnos y un profesor de educación física, y luego suicidarse.

El niño vestía con pantalón negro, tirantes y una camiseta blanca en la que escribió a mano la leyenda “Natural Selection”, exactamente la ropa que usó uno de los responsables de la masacre de Columbine, Colorado, del 20 de abril de 1999.

“El menor de 11 años falleció por una hemorragia cerebral aguda, lesión de centros vitales y una herida producida por proyectil disparada por arma de fuego penetrante en cráneo”, informó ayer la Fiscalía, sin establecer el calibre.

La profesora “Miss Mary” sufrió varios impactos en la cabeza y el cuerpo, sin darse detalles.

“El fallecimiento de la persona de sexo femenino”, señaló, “fue a consecuencia de una hemorragia cerebral e interna agudas, lesión de centros y órganos vitales y heridas producidas por proyectiles disparados por arma de fuego penetrantes de cráneo y tórax”.

Señaló que en colaboración con la institución educativa realizaron entrevistas al personal docente, administrativo, así como a familiares y amigos correspondientes al círculo cercano del menor.

La Fiscalía no ha revelado todavía cómo obtuvo las armas el menor y cómo logró meterlas a las escuela, aunque se intuye que las llevaba escondidas en la mochila. Sin que tampoco se mencione oficialmente, hay dos versiones sobre la existencia del padre quien presuntamente es propietario de una empresa de banquetes y otra versión lo ubicaba como integrante del cuerpo policíaco.

Los cuerpos ya fueron entregados a sus familiares y ayer fueron velados, mientras que los heridos eran reportados fuera de peligro.

Crean comisión para atender comunidad del colegio

Una comisión con autoridades estatales, expertos médicos y directivos del Colegio Cervantes encabezará los lineamientos para ayudar a la comunidad educativa afectada por el tiroteo que un niño de 11 años protagonizó el pasado viernes.

En un mensaje, se anunció que la prioridad será la atención psicológica de maestros, alumnos y padres de familia, antes que la reanudación de clases.

El equipo de trabajo estará integrado por trabajadores de la Secretaría de Salud estatal, Fiscalía General del Estado, especialistas en psiquiatría y psicología, así como los directivos del instituto privado.

Para Gerardo Cantú Garza, coordinador del equipo de intervención en crisis de Nuevo León, se deberá detectar de manera oportuna a las personas emocionalmente más afectadas.

“Quisiera primero platicar con personas que estuvieron en el evento, (el plantel) se va abrir cuando sea oportuno, lo más importante es cuidar la salud y prevenir las complicaciones de la gente implicada, principalmente los niños”, explicó.

“(A la comunidad estudiantil) Que estén tranquilos, que asistan a las juntas que vamos a tener con ellos, que puedan expresar verbalmente lo que ellos pensaron. Por lo pronto, no se piensa en cuestiones de farmacología ni cosas de esas, vamos a evaluar factores de riesgo y la gente que tenga más riesgo es la que va a recibir más atención”.

En la misma conferencia, el directivo del Colegio Cervantes, Antonio Méndez Vigatá, explicó que no sólo tomarán en cuenta el operativo mochila como forma de evitar más tiroteos como el que ayer realizó un menor de edad.

“Tendremos que reforzar lo que haya que reforzar para que esto no se vuelva a repetir, no quiero comprometerme a una sola estrategia, porque a lo mejor no va a ser una sola estrategia, puede ser que se requiera de muchas más acciones, tenemos que definirlo”, respondió a la prensa.

El secretario de Salud estatal, Roberto Bernal, reveló que los tres niños, dos niñas y un maestro heridos por balas están en condición estable.

“Hubo uno que se tuvo que operar, tuvo una laceración hepática que ya está resuelta, y espero que en los próximos días los cinco niños se den de alta, igual que el maestro”, expresó.

Este mismo sábado, el gobierno de Coahuila dio a conocer en un comunicado que el próximo lunes emprenderá un diálogo con todos los sectores de la sociedad estatal para mejorar las condiciones del tejido social.

“Convocará a un gran diálogo en el que sentemos las bases para reforzar el trabajo que hacemos todos desde la casa; desde las escuelas, desde los centros religiosos; desde nuestros centros laborales y desde la administración pública, en materia de protección de todos los derechos de nuestras niñas, niños y adolescentes”, comunicó.

“En este diálogo queremos escuchar todas las voces y todas las opiniones de todos los actores que tengan algo que aportar para recomponer nuestro tejido social; para atajar los peligros que hoy acechan a nuestras nuevas generaciones, para reforzar nuestros lazos familiares y para prevenir sucesos como al que ya hemos hecho referencia”.

Ayer, el niño José Ángel “N” pidió permiso para ir al baño; posteriormente salió disparando las dos pistolas matando a su maestra que cruzaba por el pasillo, hirió a otros cinco compañeros y un maestro. Finalmente se suicidó.

error: Content is protected !!