Patrulla de Papel

Views: 73

Enrique Castillo González

México, hacia una nueva Política Pública de Estado para la SEGURIDAD.

Enrique Castillo González

Es esta una de las ultimas patrullas… del año. Comenzaremos así a dejar abiertos temas y tratarlos en las primeras semanas del 20/20; así en enero entraremos a las tripas del tópico que hoy escribimos; vamos entonces.

Para los activos de este Think Tank es claro que existe la necesidad de fortalecer el proyecto de la Guardia Nacional (GN) al punto que será en esa donde se germine el futuro de las Políticas Públicas de Estado para su Seguridad, y antes de trazar la plancha, anuncio que al final del escrito colocaremos sendos análisis, trazados esos por los miembros más duchos en este tema.

El año 019 fue en el que más hablamos de la multilateralidad y la flexibilidad de la SEGURIDAD dentro del territorio mexicano; alguna vez, en el calor de la conversación, Mixtli dijo mientras lanzábamos dardos de un lado al otro de la mesa en estás batallas contra la INSEGURIDAD no se busca derrotar al enemigo, de lo que se trata, aforó el guerrero azteca, es de “destruir su voluntad de luchar”. Ahora, ese no fue el dicho más atinado de Mixtli, hay otro: ahora que pueblo y gobierno de México buscan hacer algo para ya sacar del teatro los temas de SEGURIDAD deben tener presente esto “mientras se haga lo mismo, tendrás los mismos resultados. ¿quieres resultados diferentes?, has cosas diferentes”- como siempre, Mixtli coloca en la mente de quien lo escucha ideas llenas de verdad.

Mas, entremos al quid de la columna de hoy, si entendemos la urgencia que tiene México de crear políticas públicas de estado para la SEGURIDAD y sabemos que será en la puesta en marcha de la Guardia Nacional donde se fortalecerá tal política, hemos entonces de revisar la Fuerza Armada de la cual se desdobló el neófito (recién nacido) cuerpo de seguridad pública de alcance nacional, hablemos entonces de… El Ejército Mexicano.

¿Cómo funciona el Ejército y la Fuerza Aérea? Hoy el país está, para la defensa nacional, constituido en 12 Regiones Militares, 46 zonas y 15 Guarniciones. En lo relativo a la Fuerza Aérea son 4 Regiones Aéreas y 18 Bases. Algo más, la fuerza regular y táctica del ejército mexicano radica en las unidades nombradas Batallones y Regimientos, son esos los que despliegan sobre el territorio nacional al personal, es decir, y a reserva de las opiniones de Limón, hoy no existe ningún punto dentro de México fuera de la cobertura y visión de Seguridad Interior de este ejercito convencional. Demos otra vuelta al tornillo.

Las llamadas Regiones Militares podrán tener bajo su control y mando, dos a tres zonas (militares) una Base Aérea y en las tripas de cada Región, Zona y Base Aérea están perfectamente delineadas las tareas que tienen que ver con la administración de los recursos humanos y materiales, así como las oficinas de apoyo (alimentación, salud, comunicación, transporte etc.). Ahora, en los Batallones y Regimientos existe también una estructura que organiza los quehaceres de administración y las misiones tácticas; en Regiones, Zonas y Bases Aéreas esas oficinas reciben el nombre de Estado Mayor y en las unidades (Batallones o Regimientos) secciones, unas ven la administración y la otra asuntos tácticos de instrucción y operaciones.

Van algunos datos. Para el Global Military Índex, el Ejército Mexicano no solo es la 2da Fuerza Armada más importante (por su poder de fuego) en Latino América, ellos (los de GMI) reconocen en la administración e intendencia del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana gran capacidad de mantenimiento de estructuras físicas, optimización de recursos y un robusto aparato logístico.

Y eso de la optimización de recursos, lo explicamos con un par de ejemplos. Va el primero: aunque el parque vehicular de la Sedena es de una antigüedad de entre 5 y 10 años, (los vehículos pues) opera rayando en la perfección; otro dato, entiendo que al oficial responsable de la alimentación (Batallones, Regimientos, Bases Aéreas, etcétera) recibe una cantidad de dinero por cada uno de los efectivos de la unidad (gente que tiene derecho a la alimentación) y con esos ¿$30.00? el intendente tiene la obligación de darle los 3 ranchos (alimentos) del día; sin duda tenemos más ejemplos que dibujarían la eficiencia del aparato militar mexicano, aunque solo usaremos los dos ya escritos.

Una más; la pregunta es, si la intención de este documento es hablar de las políticas públicas de Estado para la seguridad, así como de la nueva herramienta identificada como Guardia Nacional ¿por qué damos tanto detalle del Ejército Mexicano?

Va mi respuesta, y como arriba lo escribo, en los últimos párrafos escucharemos las posiciones de un par de miembros de este aparato llamado Think Tank. Han sido más de 100 años en los que el Ejército Mexicano ha trabajado para alcanzar el grado de eficacia que hoy tiene, considerando su misión original (inhibir las intenciones de los enemigos del régimen) y sabidos del trabajo de institucionalización desarrollado por el General Joaquín Amaro hasta los actuales días en los que el General Luis Crescencio Sandoval trabaja para colocar nuevas misiones a esta misma Fuerza Armada (desdoblar alguna parte de esa fuerza para misiones de Seguridad Humana, por ejemplo); ahora, si la intención de este nuevo régimen es generar una Fuerza Armada dedicada desde su origen para la Seguridad Pública ¿no sería lógico que esta nueva Fuerza (GN) no solo se desdoblara desde el mismo Ejército Mexicano? y que ¿también se hiciera de todos los sistemas y procedimientos que en un siglo alcanzó la principal fuerza armada de este país?

Recordando que la Marina Armada de México, la Fuerza Aérea, la Policía Federal de Caminos, la Policía Federal Preventiva y ahora la Guardia Nacional han sido particiones del mismo Ejército; ahora vamos a dar voz a los de la mesa, aunque solo escucharemos dos opiniones, la primera será opinión técnica para entonces ir a la segunda cerrando con la posición realista de Paul von Hindenburg.

En uso de la voz el sargento Limón. Existe una alta expectativa sobre los resultados que dará la GN, ello en términos de Seguridad Pública, y el hecho de que esta fuerza intermedia se haya creado con los simientes de las fuerzas armadas es un buen indicio de que va a funcionar; no podemos soslayar que la decisión del mando de crear esta fuerza como lo hizo tiene sentido; por principio tiene los genes más importantes… disciplina, valores, solida cadena de mando y una aceitada estructura logística. Para los pesimistas que esperan que le vaya mal a AMLO con este proyecto les tengo malas noticias -dice Limón- la GN nacional va a funcionar hasta rebasando las expectativas iniciales, solo es necesario tener una coherencia sobre el tiempo en que se quiere verlo; a manera de cierre el sargento Limón dice ahora estamos viendo los primeros pasos de ese bebe, su papá lo lleva de la mano y lo vislumbra ya como un músico virtuoso.

En su momento, y ya con la vista de todos sobre de él, Paul von Hindenburg toma la palabra. Me cuesta mucho trabajo aceptar que en la Guardia Nacional ciframos la esperanza de reestablecer el estado de derecho, cuando no se le asignan recursos y por consecuencia, no veo el asidero para su desarrollo.

Tampoco veo que las plazas presupuestales de sus efectivos les sean devueltas a la Sedena con lo que, en tanto fortalecemos la Seguridad Interior, debilitamos la Defensa Nacional, hoy claramente amenazada por el imbécil anaranjado; tampoco veo cómo se concluyó que México es la segunda fuerza armada de Latino América, que no contamos con submarinos que si tiene Brasil, Perú y Chile. El sistema de defensa aérea es deficiente, no se tiene una aviación de combate y la infantería, caballería y artillería no sale de su perfil de fuerza de la II Guerra Mundial -von Hindenburg pasa de los aspectos técnicos a los asuntos políticos-¿Cómo es que México aspira a un Estado de Derecho si no tiene gobernanza ni prevención del delito? -y va más lejos- la deficiente persecución de los delincuentes obvio deriva en impunidad, el delincuente no se inhibe ya -como siempre, cuando Paul von Hindenburg habla, la mesa tarda en hacer uso de la palabra.

Luego de todo lo anterior, entiendo yo. El proceso de mutar a un nuevo régimen está comprometiendo el cumplimiento de los objetivos nacionales permanentes: mantener la independencia, garantizar la seguridad interior, garantizar la soberanía; lo dicho sobre la mesa por von Hindenburg me obligo, al mismo tiempo que a los miembros de este Think Tank a preguntarse ¿Cómo podrá avanzar México si no hay voluntad política? ¿Cómo garantizar la soberanía sin recursos y una política exterior entreguista?

Ahora, como está referido en el primer párrafo, esta entrega de hoy solo hace las veces de entrada de banda. Haremos, en los primeros trabajos del próximo año, ejercicios para explicar la necesaria búsqueda de nuevas políticas públicas de ESTADO para la seguridad de este país.

Último patrullaje.- Queda claro, si las Policías Preventivas estatales y las Policías Municipales no se aglutinan y vibran en el mismo tono que la Guardia Nacional, el fracaso obligará a que el Estado aplique sus razones.

Balazo al aire.- La plataforma idónea.

Greguería.- Diciembre, el mes más corto de todo el año.

Oxímoron.- La débil fuerza.

Haikú.– tus dibujos, mujer,

             con solo verlos

             se tatúan en mi alma…

error: Content is protected !!