AMLO al desnudo

Views: 19

¿La Mañanera, balcón de las mentiras?

De las 306 declaraciones verificadas del 11 de febrero al 22 de noviembre de 2019, 34% (103) fueron verdaderas; 26% (80) falsas; 22% (66) parcialmente verdaderas y en el 19% restante (57) falta información para verificar.

Temas abordados por Las Mañaneras

Seguridad. La mayoría de las declaraciones falsas (23%) fueron sobre seguridad. Destaca que, del total de declaraciones sobre este tema, 29% fueron falsas y 27% fueron ciertas. El resto fueron medias verdades, o sin información para verificar.

Los datos incorrectos en materia de seguridad principalmente se vinculan al número de homicidios —que generalmente son menores a las cifras oficiales.

Economía. La mayoría de las declaraciones verdaderas (24%) fueron sobre economía. Del total de declaraciones sobre este tema, 44% fueron ciertas y 26% fueron parcialmente ciertas. Sólo 18% fueron falsas.

Energía. 37% de las declaraciones sobre este tema fueron ciertas y 20% fueron falsas.

Programas sociales. Es el tema del que hay menos información. 42% de las declaraciones sobre programas sociales no pudieron verificarse por falta de información (no se ha publicado el padrón de beneficiarios).

Popularidad presidencial

López Obrador es el presidente más popular durante el primer año de su gestión de las últimas décadas. Aunque Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012) también lo fueron durante el primer año de su mandato, AMLO se ubica algunos puntos por encima.

De acuerdo con el poll of polls de Oraculus, Fox terminó su primer año con 60% de aprobación; Calderón con 65%; y López Obrador termina con 68%.

Su alta popularidad descansa en su estilo personal de gobernar: cercano a la gente, austero y con un discurso a favor de los grupos más vulnerables. No obstante, las encuestas muestran que la población empieza a cuestionar los resultados de su gobierno: una de El Financiero (26 de noviembre) muestra que el desempeño del gobierno es evaluado negativamente por el 52% de los encuestados. Algunas decisiones, como liberar a Ovidio Guzmán u ofrecer asilo a Evo Morales, son rechazadas por 43% y 44%, respectivamente.

Asimismo, aunque el presidente es muy bien evaluado, la intención del voto por Morena es lejana a ésta. Según Buendía & Laredo, la intención de voto por Morena era de 38% en agosto de 2019.

Sistema de partidos y debilidad de la oposición

El triunfo abrumador de López Obrador y de Morena en 2018 ha modificado los cimientos del sistema de partidos en México. Por casi tres décadas tuvimos un sistema de tres partidos —PRI, PAN y PRD— que en conjunto capturaban —en promedio— el 80% del voto.

Después de 2018 el PRD ha entrado en fase de extinción con votaciones que rondan el 5% o menos. Por su parte, el PRI, a pesar de ser todavía el partido con mayor número de gobernadores, se percibe en fase de declive.

Con base en los datos de las seis elecciones locales de 2019, se vislumbra el surgimiento de un sistema bipartidista con dos formaciones básicas: por un lado, Morena y sus aliados y, por otro lado, el PAN en alianza con algunos otros de nueva creación. O bien, el surgimiento de un sistema de 2.5 partidos: Morena y el PAN como las principales fuerzas y en un distante segundo lugar algunos partidos emergentes o medianos como Movimiento Ciudadano y lo que sea el remanente del PRI (otros cuadros de este partido ya se están sumando a Morena en diversos estados del país).

Logros

1.- López Obrador ha logrado recuperar la confianza en la política como un instrumento de desarrollo y de justicia que se había erosionado en los últimos años por el fenómeno creciente de corrupción, desigualdad, abuso del poder, discriminación e inseguridad. Todas las encuestas muestran que la confianza en las instituciones y en la política se ha recuperado en este primer año.

2.- Haber reducido el dispendio en la administración pública a través de un estilo austero de gobernar, aunque ha tenido consecuencias negativas, como reducir áreas estratégicas del gobierno y alejar a cuadros competentes de la administración pública.

3.- Mantener finanzas públicas en equilibrio, algo particularmente importante cuando la economía se ha estancado y el presidente ha prometido no aumentar impuestos ni tampoco el endeudamiento.

4.- Haber mantenido la apuesta por el libre comercio con América del Norte. Aunque la estrategia para reaccionar al proteccionismo de Donald Trump proviene del gobierno anterior, esta administración ha hecho lo necesario —incluso traicionar sus promesas en materia migratoria— para lograr la ratificación del T-MEC.

5.- El gobierno ha colocado la agenda de la inclusión social como la prioridad nacional. Hacerlo ha generado esperanza, disuade tensiones sociales y propicia estabilidad política en un entorno internacional de inestabilidad y protesta social, como son los casos de Chile, Colombia, Brasil y Bolivia, entre otros.

Retrocesos

1.- Ejercicio del poder presidencial sin contrapesos que proviene de las amplias mayorías de Morena en los poderes legislativos federal y en veinte entidades del país, pero sobre todo por un estilo presidencial personalista que tiende a desdeñar voces diversas y a gobernar por voluntad propia. Un efecto colateral del estilo unipersonal es el ataque y debilitamiento de algunos órganos reguladores y autónomos.

2.- Falta de criterios técnicos para el diseño, ejecución y evaluación de la política pública, que ha llevado a iniciar proyectos de infraestructura sin planes ejecutivos y a expandir programas sociales sin reglas de operación, sin metas claras y sin padrones de beneficiarios transparentes y completos.

3.- Inseguridad. Aunque el presidente ha dicho que reducirla es una de sus prioridades, sus acciones no lo respaldan. Se carece de una estrategia integral, la política preventiva mediante programas sociales será inefectiva para persuadir a los delincuentes a abandonar sus actividades y la Guardia Nacional no se ha implementado en los plazos acordados. Este año será el más violento de la historia moderna.

4.- Estancamiento económico: 2019 será un año con crecimiento cero y las tasas estimadas para 2020 son también muy bajas.

5.- Un riesgo global es la polarización creciente que el presidente propicia con su retórica binaria, la cual genera adversarios ficticios para justificar su narrativa y muchas de sus políticas. Esta tendencia es común en gobiernos con líderes populistas y sólo se acrecienta con el paso del tiempo. Fuente: Integralia Consultores

error: Content is protected !!