Patrulla de papel

Views: 80

Enrique Castillo González

Del tamaño de la vara es el miedo

Y cuando la vorágine de este ejercicio tan común en la vida política alcanzó al teatro donde se desarrolla el quehacer de la acción del micro universo militar de inmediato los opinadores profesionales tomaron el pedazo de carne que les tocaba. ¿A dónde quiero llegar con este antecedente?

Como bien recordaran mis ocho lectores, no hace muchos días en un desayuno donde compañeros de armas compartían el primer rancho (¿?) con el General Secretario, ello en el comedor de la Secretaria de la Defensa Nacional (Lomas de Sotelo), hizo uso de la voz una General en situación de retiro; en uso de la palabra Carlos Gaytan Ochoa expresó primero su opinión acerca de la situación en la que actualmente las Fuerzas Armadas del país están inmersas, en su calidad de retirado y perfectamente alineado con su deontología el General de División trazó perfectamente la ruta de su opinión, para que concluido su discurso reafirmara su lealtad perenne a sus mandos superiores, siendo esos el General Secretario y el Presidente de la República.

Palabras más palabras menos Gaytán Ochoa dijo: El pueblo eligió a su Presidente y es nuestro deber como soldados estar de lado de ese pueblo. En el último párrafo de su trazado el General Gaytán reafirma su subordinación al General Secretario de la Defensa Nacional. Hasta aquí todo quedaba en una página y esa, ya para esta fecha, había sido dada por vuelta y a otra cosa.

Obvio, tras la aparición de esa nota en el espectro mediático, esa pasó a los escenarios de la opinión hubo artículos de gran interés y también mamotretos plagados de rasgos de ignorancia, al final todo en el terreno de la opinión editorial… más, ¿por qué ahora desempolvo la nota de un periódico de ayer y la pongo sobre la mesa de este think tank?

Resulta que, la mañana de hoy, el famoso columnista Raymundo Riva Palacio usa aquella nota para poner en duda la capacidad analítica y hasta intelectual del Militar que trazó la espléndida pieza de oratoria (trazado dirían en las logias).

En su columna, este columnista incluso se atreve a decir que el documento no fue escrito por el General Gaytán Ochoa pues ese muestra una idea política e incluso Raymundo se va a los espacios de la historia para comentar que Gaytán es compañero de generación (que no promoción) de Martínez y que, por ello, el otro influyó en el uno, o, el uno en el otro.

Antes de llegar a la conclusión y dejar que los activos de esta mesa den su opinión, me voy a dar licencia y tomaré de mi próximo libro la historia en la que baso el primer capítulo de ese, y lo hago pues es menester dejar claro el cómo entiendo esos intentos del macro universo de la política mexicana para silenciar a los actores sociales que trazan su praxis respetando el espíritu de la patria.

El coronel, comandante del Regimiento, ordenó a los oficiales nos presentáramos en las caballerizas justo después de haber pasado a rancho, -los voy a poner de fibra en el terreno- entendimos, la intención del coronel Chihuahua (le dimos ese alias pues ahí era la nacencia de ese señor) era llevarnos a nosotros sobre nuestras monturas justo por donde a él se le viniera en gana, ah claro, eso yendo del trote al galope y sorteando los obstáculos que al Chihuahua se le ocurrieran; continúo y cuando nos presentábamos ya sobre el caballo el coronel veía los fustes y decía “del tamaño de la vara es el miedo”; explico.

Lo que el comandante del Regimiento quería decir es si el jinete trae una gran vara con la intención de aumentar el castigo, y por ende control sobre la bestia, es señal de su miedo; como sea el ejercicio de lo que hace la mano hace las tras se dio, y sí, aquellos que caían tuvieron que pagar los refrescos.

Va la última. El artículo de Raymundo Riva Palacio además de interpretarlo yo como la vara de un sector político temeroso de verse las caras con el sector intelectual de las FF.AA. lo puedo ver como una absoluta ignorancia de ese periodista hacia este Ejercito Mexicano de hoy. ¿a dónde quiero llegar?

Carlos Gaytán Ochoa, General de División Diplomado de Estado Mayor, se retiró después de casi 50 años de servicio activo; fue, Subsecretario y antes Jefe de Estado Mayor de la Defensa Nacional, además de dos maestrías y un doctorado el General Gaytán ha sido conferencista y asesor de la Cámara Alta de la República Mexicana. En fin, esto es solo un artículo de opinión, no un documento doctrinario, hasta aquí le dejo, lo único que quiero agregar es que el artículo que hoy publica Raymundo Riva Palacio es una completa estupidez, lo que no quiere decir que Riva Palacio sea estúpido, aunque, dicen los psiquiatras, a la tercera estupidez el actor activo ya puede ser etiquetado como estúpido.

Último patrullaje.- Al colocar en cada entidad federativa a un Comisario Estatal de la Guardia Nacional, Alfonso Durazo deja saber que la planeación y puesta en marcha de esa enorme institución armada va caminando por fases, es bueno saber que, Pedro Almazán ocupa esa posición en Puebla y Gonzalo Aguilar en el estado de México; cosa de seguir leyendo.

Balazo al aire.- De estupideces dichas por quien no es estúpido.

Greguería.- Tuve la idea de que, solo levantaría estiércol en mis días de recluta allá en el 1er Regimiento de Sarabia; ahora, 45 años después sigo haciendo ese tipo de fajinas.

Oxímoron.- Popó in/olora

Haiku.- El mundo está sin voz.

          Extraño esa vibración,

            noche está sin luna.

error: Content is protected !!