Patrulla de papel

Views: 171

Enrique Castillo González

Alfonso Durazo con el “115” como premisa mayor

Enrique Castillo González

Voy al punto; enterado de la designación del doctor Alfonso Durazo como secretario de Seguridad Pública del Gobierno de Andrés Manuel y sabido del enorme aparato de esa súpersecretaria pues se sumaba la Guardia Nacional, ipso facto se proyectaron en mi cráneo las imágenes de Adolfo Aguilar Zínser, Genaro García Luna y del general Oscar Naranjo; Zínser fue un fracaso como Consejero de Seguridad Nacional de Vicente Fox, García Luna quedó untado de sospechas y Oscar Naranjo hubo de salir por la puerta de atrás.

Ahora pasaré al punto donde explico por qué aparecieron esas diapositivas en la parte interna del parietal.

Mi DNA trae esta información “los temas de Seguridad y Defensa Nacional donde se involucran tropas armas y valores patrios son tópicos exclusivos del Instituto Armado por ello lo de mi primera reacción; mas, tres semanas pasaron y fueron suficientes para entender no solo al político sonorense; comprendí también todo el programa para la Seguridad de este país.

Joseph Fouche.

Escribo ahora algunos de los posicionamientos fijados por este zoon politikón desde sus primeros días como generador de las Políticas Públicas de SEGURIDAD de la 4T, y luego de haber escrito esas pedí a la mesa que enriqueciera mis ideas; va el primer mensaje duro, dirigido a ciertos gobernadores. Durazo dice vivimos en una emergencia que no admite mezquindades ni regateo, mucho menos el cálculo político a la hora de concertar acciones en materia de seguridad. Esto los dijo el secretario luego de sentir la resistencia de algunos gobernadores al hecho de dirigir recursos a una misma política de Seguridad Pública; van datos más recientes.

Dice el secretario el proyecto de Guardia Nacional “sería insuficiente” si los Gobernadores y los Alcaldes no hacen su trabajo de combatir la inseguridad; aquí viene lo bueno, continua Durazo los Gobiernos municipales y de los estados deben depurar sus cuerpos policiacos; el Secretario echa mano a los productos inteligentes pues dice los mapas de criminalidad dejan ver a 50 municipios verdaderamente sometidos por las practicas criminales de poderosos grupos delincuenciales donde los números uniformados de esos Ayuntamientos están involucrados; el de Sonora concluye no se trata de tirarnos la bolita, este problema tan grande debe ser enfrentado de manera coordinada y es ineludible para todas las partes.

Un analista minimalista definiría con estas palabras el resultado de su ecuación ¡insuficiente la Guardia Nacional si no se depuran las policías!

Y justo cuando estaba yo por urgir la participación del tatic de este think tank, el desde la silla verde se pone de pie frente a la cabecera de la mesa y dice:

Max Weber.

Absolutamente cierto, Paul von Hindenburg estaba ya hablando de la exigencia del secretario de Seguridad del Gobierno Federal hacia los Ayuntamientos: la Seguridad Pública comienza en los Municipios y por eso existe un óptimo artículo de la constitución registrado en el lugar 115; Paul von Hindenburg da otra proyección:  en tanto la Policía Preventiva de estados y municipios, no sean primero depuradas y luego modernizadas, ningún proyecto y plan estratégico en este país tendrá éxito en lo referente a la Seguridad Pública, y termina diciendo algo definitivamente lleno de verdad: los ciudadanos tendrán la obligación de estar dispuesto a cumplir con la parte suya dentro del pacto social, ese –concluye el prusiano hoy líder de un think tankes un factor ineludible.  

Ahora, y para concluir, en un lapso de 15 años el Gobierno Federal, vía el Consejo Nacional de Seguridad, ha estado alimentando a los cuerpos policiales con dinero fresco, léase ramo 33, Subsidios para la Seguridad en los Municipios (SUBSEMUN) Fondos para la Seguridad Pública (FORTAMUN) Fondo de Apoyo para la Seguridad Pública (FASP) y algunos más; indudablemente que, con la generación de esa policía nacional ya conocida como Guardia Nacional, se deberá re direccionar ese torrente de dineros y usarlo para generar una Fuerza de Tarea Policial realmente funcional. Es innegable: se dejó avanzar la inseguridad a niveles de emergencia nacional.

Último patrullaje.- Acapulco; hoy en mi oficina, justo cuando escribía la columna, asesorado por las miles de golondrinas que bajaban a ocupar su lugar en los cables que rodean el edificio Oviedo, se escucharon primero dos y segundos después tres detonaciones de arma de bajo calibre. Con mi expertis y mi sentido de seguridad bien afilado atiné a decir: ya se chingaron a otro; 7 minutos después la agencia de noticias Quadratin Guerrero daba una nota (video) mostrando, a 4 metros de las escaleras de la catedral porteña (en el Zócalo), el cuerpo sin vida de una persona justo a un lado de puestos de ambulantes, personas al parecer del Servicio Forense lo levantaban para sacarlo por un costado de esa plaza, lo hicieron apresuradamente, las campanas repicaban llamando a misa y la Banda de música comenzaba a tocar danzones, eso vimos, pero, lo que no vimos fue a un cura que saliera a darle los santo oleos al difunto ni a alguna autoridad municipal pidiendo a los danzoneros silencio. Hasta donde hemos llegado, domingo en pleno zócalo.    

Ignacio Ramírez “El Nigromante”.

Balazo al aire.- La Política de Seguridad Pública, plataforma ineludible.

Greguería.- Antes de la acción… la idea; antes de la acción policial preventiva, una política pública que advierta la homogeneidad de una sociedad progresista.

Oxímoron.- Política pública sin gente.

Haiku.– Voy a arrancarle al viento su energía;

              para decirle al mundo

              ¡eres mía!

error: Content is protected !!