La verdad de los 43 tendrá que salir: Aguirre

Views: 44

Ometepec, Gro.- Para el exgobernador Ángel Aguirre Rivero tarde o temprano se sabrá la verdad que determine de dónde emanó la actitud perversa para desaparecer a los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa y con ello dañar el gobierno que encabezó en Guerrero y que aparentemente no agradaba porque era encabezado por la izquierda.

En entrevista desde su domicilio, el exmandatario estatal aseguró leyó que el caso tiene alrededor de 80 millones de llamadas telefónicas que habrán de determinar bien dónde tuvo su origen todo este conflicto que lamentablemente llevó a la desaparición de estos 43 jóvenes de la normal rural de Ayotzinapa.

“Creo que hay muchas preguntas y cabos sueltos se tendrán que investigar, y que ojalá muy pronto se conozca el paradero de estos jóvenes, vivos o muertos. Entiendo la desesperación de los padres porque ya casi se cumplen cinco años y hasta hoy siguen en esa situación terrible”.

Enfatizó que celebraba los trabajos que ha llevado a cabo puntualmente la Comisión para la Verdad y la Justicia que encabeza Alejandro Encinas Rodríguez quien ha tenido la visión de convocar a todos los actores de ese tiempo. Califico de altamente productiva la última reunión que sostuvimos con el licenciado Iñaki Blanco con un grupo de padres de familia que integran la Comisión para la Verdad y la Justicia,

Atajó que en esa sesión de la Comisión de la Verdad no hubo acuerdos porque se trató simplemente de una reunión en la que se aportó la información que se dispone de los hechos como, por ejemplo, el haber rescatado por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado a 68 jóvenes que podían haber corrido la misma suerte que los otros 43 que se encuentran desaparecidos.

“El licenciado Iñaki Blanco Cabrera dio un informe de más de diez cuartillas en donde también él señala la actuación que se tuvo para la detención de elementos de tanto del grupo de la delincuencia organizada Guerreros Unidos como de Los Rojos. Espero que la reciente detención de Santiago Mazari Hernández, El Carrete, puede dar luces, ojalá así sea, lo deseo de todo corazón”.

Aguirre Rivero enfatizó que la verdad se tendrá que saber para que se conozca de dónde emanó toda esta actitud perversa para dañar a los jóvenes que también tenía intención de dañar a mi gobierno.

“Eso es evidente, había a quienes no les agradaba, no les gustaba que el gobierno de Guerrero estuviera en manos de la izquierda, había quien no estaba de acuerdo por la forma en que estábamos gobernando. Es verdaderamente infantil pensar que el gobernador Aguirre iba a pretender hacerle daño a los jóvenes estudiantes de Ayotzinapa pues eso hubiese significado cavar mi propia tumba”. Recordó que como gobernador visitó las instalaciones de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa en donde asumió compromiso con los normalistas.

“Puedo decir hoy de manera categórica creo que ningún gobierno le brindó tantos apoyos a la escuela normal de Ayotzinapa como lo hizo la gestión que tuve yo a mi cargo. Y eso hubiese sido totalmente contradictorio a lo que sucedió”.

El exgobernador guerrerense dijo que tiene mucha fe y esperanza de que se conozca la verdad que causó ese daño a los jóvenes estudiantes de la Normal.

Indicó que, como ya había anunciado, en diciembre publicará su libro La Otra Verdad que fundamentará con diferentes puntos de vista.

“Creo que la oportunidad que se nos dio de conversar también con los padres de familia pudimos decir también nuestra verdad porque nunca nos habían dado ese espacio, todas las versiones venían del gobierno federal y el gobierno federal decía pues échenle la culpa al gobierno de Guerrero. desde ahí parte todo”.

En ese sentido, apuntó que hubo secretarios de estado en ese tiempo que le aconsejaron al presidente Enrique Peña Nieto que no se actuara en Guerrero, que se trataba de un asunto local, dejaron correr el tiempo.

“Pero sería bueno aclarar dónde estuvo la presencia de la Policía Federal, qué hizo el Ejército en la noche en Iguala, qué hizo la Procuraduría General de la República pues podrán decir lo que quiera, pero en el gobierno del Estado no hubo omisión. Fuimos los únicos que actuamos ese día y la mejor prueba es que hay 68 jóvenes que fueron rescatados”.

—¿Y La Otra Verdad qué aportará al caso?

—No te lo digo porque si no, no tiene caso, no lo vas a leer.

—¿Hay algo que no haya hecho en el caso de los 43 normalistas desaparecidos?

—Hice lo que le correspondía a un gobernador, lo primero que hice fue comunicarlo a los altos mandos militares para que tuviéramos todo su apoyo y respaldo, lo que hice fue comunicarlo a la Secretaría de Gobernación federal que era quien tenía el vínculo con los estados y lo que hice fue actuar en el ámbito de mi competencia enviando, de inmediato, al fiscal en ese tiempo procurador de justicia del Estado, al secretario de salud, a la secretaria de educación, al secretario de seguridad pública, al secretario general de gobierno. Los instruí el mismo día, la misma noche que me enteraron, que se apersonaran y se establecieran en Iguala para conocer el conflicto y que se brindaran todos los apoyos necesarios. Eso sirvió para que la procuraduría desarmara a 33 elementos de la policía municipal que estaban vinculados a los grupos de delincuencia organizada, en donde por cierto el Alto Comisionado de Naciones Unidas reconoce que ahí no hubo tortura los que fueron detenidos por parte de mi gobierno, a través de la Procuraduría. Hicimos, repito, lo que estuvo al alcance del gobierno del estado.

error: Content is protected !!