Ley sin justicia o justicia sin ley: ¡impunidad!

Views: 290

Esteban Valdeolívar Sánchez

¡Cúmplase la ley en los bueyes de mi compadre!: Dicho popular.

Esteban Valdeolívar Sánchez

Ninguna ley es perfecta, todas son perfectibles, dinámicas y cambiantes. Así es la sociedad.

La ciudadanía no tiene problema con esa interpretación a manera de argumento desgastado que nos dan los legisladores inexpertos unos y experimentados otros.

De esta manera, observamos en todos los congresos locales y federales del país, períodos ordinarios, extraordinarios y permanentes de sesiones donde los representantes populares se ocupan de enviar, analizar, dictaminar, discutir, votar, aprobar, rechazar o abstenerse de puntos de acuerdo, exhortos, iniciativas y leyes sometidas a su consideración.

Se asemeja a una máquina de tortillas que son producidas y arrojadas de manera automática, listas para el consumo, sean buenas, regulares o malas con el consecuente ¡Publíquese y cúmplase!

En nuestro país, la Carta Magna, las Constituciones locales, las leyes, decretos, bandos y reglamentos se han modificado desde que se constituyeron los congresos locales y federales; sin embargo, en la práctica y la mayoría de los casos, no son aplicados por la autoridad, ni respetados por la ciudadana.

Todos los días en nuestra actividad cotidiana o al leer, escuchar o ver las notas periodísticas, observamos la constante violación a leyes, decretos, bandos y reglamentos   que la ciudadanía viola e infringe, así como la omisión y corrupción de la autoridad, sea federal, estatal o municipal, al aplicarla o no.

Como resultado tenemos a una autoridad muchas veces corrupta, pasiva y omisa en la aplicación de la ley, con una sociedad corrompida; desafiante en el respeto y observancia de la ley y de la autoridad.

Con seguridad, nuestros padres, nosotros mismos, nuestros hijos -los que los tengan- y las generaciones por venir, no desearon la realidad que estamos viviendo en México.

De ahí vienen las preguntas obligadas que todos nos hacemos: ¿Qué nos pasó? ¿Qué dejamos de hacer o no hacer? ¿Hasta cuándo tendremos una autoridad y sociedad en su conjunto respetable y respetada?

Como siempre, usted tiene la mejor opinión.

error: Content is protected !!