Retienen a militares en zona amapolera

Views: 90

Chilpancingo, Gro.- Un grupo de 40 militares fue retenido ayer por habitantes de la comunidad Campo Morado, Municipio de Heliodoro Castillo (Tlacotepec), cuando pretendía ingresar a la sierra de Guerrero para erradicar cultivos de amapola.

Fuentes del Gobierno estatal confirmaron la presencia militar, aunque descartaron que se tratara de una retención.

De acuerdo con pobladores, cerca de las 13:00 horas, los soldados llegaron a la comunidad a bordo de tres camionetas para localizar y destruir plantaciones de la flor precursora de la goma de opio, que a su vez se utiliza para producir heroína.

Al percatarse de su presencia, contó un vecino vía telefónica, los comuneros se organizaron para impedirles el paso y comenzaron a dialogar con ellos sobre su intención de arruinar el único sustento económico que, aseguran, tienen para mantener a sus familias ante el incumplimiento del Gobierno de ofrecerles otras alternativas para dejar la actividad ilícita.

Los pobladores, expuso, acordaron retenerlos para demandar la presencia de funcionarios del Gobierno a fin de instalar una mesa de trabajo y dejar en libertad a los soldados.

Otro de los habitantes recordó que el 20 de noviembre de 2018 acudió el subsecretario de Asuntos Políticos de la Secretaría General de Gobierno de Guerrero, Martín Maldonado, y se comprometió a que no serían destruidos sus sembradíos de enervantes y que se les darían proyectos productivos.

Pero ninguna de las dos cosas se ha cumplido, dijo la fuente vía telefónica.

En esta región de la sierra, que es considerada por las autoridades como de alta incidencia en siembra de estupefacientes, hay al menos dos cárteles que se disputan el cultivo y el trasiego de la droga.

Según un estudio del Consejo Regional de la Sierra de Guerrero (CRESIG), en 2016, el kilo de amapola se vendía en 33 mil pesos; para el año siguiente, con expansión de la venta de fentanilo entre los consumidores de Estados Unidos, el precio bajó a 5 mil pesos. A principios de año, el valor de la flor se triplicó.

“No fue retención, fue diálogo”: vocería

El vocero de Seguridad de Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, aseguró por la noche que los soldados nunca estuvieron retenidos, sino que sólo recibieron una serie de peticiones de unos 100 habitantes de esa comunidad de la sierra.

“Fue una manifestación de la gente que les dijo a los del Ejército que el Gobierno debe de resolver sus demandas como la construcción de caminos, centros de salud, el envío de maestros, médicos y que haya suficientes medicinas en los centros de salud”, expuso.

Álvarez Heredia señaló que uno de los acuerdos que hubo entre los soldados y la gente es de que este jueves acudirán a esa comunidad varios funcionarios para recibir las demandas sociales.

“Los militares allá siguen porque ahí tienen su base militar, no están retenidos”, sostuvo.

error: Content is protected !!