Acusa a escritor de acoso y violencia psicológica

Views: 195

La exsubsecretaria de cultura, Citlali Guerrero Morales, acusó al escritor Jeremías Marquines Castillo de violencia psicológica y amenazas por lo que exigió a los magistrados del Poder Judicial agilizar la resolución que tiene su exesposo por la violación sexual que cometió en contra de su progenitora.

En conferencia de prensa, la promotora cultura pidió la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores y al fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barilla para que los magistrados Lucio Leyva Nava y Vicente Iván Galeana concluyan la revisión de la respectiva carpeta de investigación que existe en contra del también director del portal de noticias Bajo Palabra.

“Que terminen de revisar la carpeta de investigación por el delito de violación en agravio de mi señora madre, ya que no hay avances con la justificación de que, debido a la carga de trabajo, no pueden terminar de revisarla. Solo queremos que el juicio termine y se haga justicia”.

En un escrito, leído por la exfuncionaria de la Secretaría de Cultura estatal, señaló que “desde que sucedieron los hechos de violación de mi madre por parte de Jeremías Marquines, ha jurado vengarse de todos nosotros. Mi hermano ha recibido amenazas de muerte y, en una ocasión, le sembró droga en la parte externa de su auto ayudado por otras personas; a mis hijas les envía mensajes preocupantes en los que les advierte de que, si no lo ven, se suicidará”.

Señaló que Marquines Castillo “ha creado perfiles falsos para entrar a su cuenta de Facebook y a los grupos culturales a los que pertenece. Ha enviado un sin fin de notas con la intención de chantajear de que, si no lo ve, las publicará en su página de noticias Bajo Palabra”.

“La última nota con la que intentó chantajearme me la envió el pasado 3 de septiembre y, recientemente, -1 y 2 de diciembre- fueron publicadas por el periódico El Sur y firmadas por Carlos Rosas”.

“Insiste en que yo le crea que el médico legista que comprobó que mi madre fue violada, miente; quiere que ofrezca una conferencia donde diga que mi madre miente, que mi hermano miente y que, cuando el proceso falle a su favor, regrese con él y me esfuerce en volver a ser la familia que fuimos”.

Refirió que “el 5 de octubre le dije que ya no podía estar con todo este hostigamiento emocional, que hiciera lo que quisiera, que me mudaría de ciudad y que nunca más volvería saber de mí, a lo que me respondió que, ésta también era mi pesadilla y me seguiría a donde yo fuera”.

Guerrero Morales aseguró que el 15 de octubre interpuso una denuncia por violencia familiar por lo que tiene un apercibimiento de no acercarse por ningún medio posible. “A pesar de que existe la denuncia por violación interpuesta por mi madre el 11 de enero de 2017, y a pesar de la denuncia por violencia familiar, interpuesta por mí, ha encontrado los medios para seguir con su acoso a través de perfiles falsos, entre ellos el de Margarita Torres, el que además registró con mi fecha de nacimiento”.

“Aunque he recurrido a las autoridades, con todos los mecanismos legales a mi alcance, me siento en la necesidad de hacer pública esta situación, porque mi salud emocional y la de mis hijas está cada día más deteriorada y porque temo que esta violencia psicológica escale a la agresión física, debido a que el inculpado vive a escasos 15 minutos de mi actual domicilio en la Ciudad de México”.

“La agresión física invariablemente termina en un hospital o en un cementerio.

Por eso pido el apoyo del gobernador Héctor Astudillo Flores y del fiscal del estado, Jorge Zuriel de los Santos para que instruyan a los Magistrado Lucio Leyva Nava y Vicente Iván Galeana, a que terminen de revisar la carpeta de investigación por el delito de violación, ya que no hay avances, con la justificación de que, debido a la carga de trabajo, no pueden terminar de revisarla. Solo queremos que el juicio termine y se haga justicia”.

“De la misma manera, pido el apoyo del síndico de Acapulco, Javier Solorio Almazán, quien lo tiene contratado como asesor, para que hable con Jeremías y le haga entrar en razón para que nos deje en paz”.

“Todo ser humano merece vivir libre de violencia; durante estos meses he estado viviendo en la zozobra y la violencia; por eso este grito de auxilio a tiempo, antes de que esto se convierta en una tragedia mayor. Tengo sobradas razones para temer por mi integridad física, la de mis hijas y mi familia”, finalizó.

error: Content is protected !!