Reservan su esperanza padres de 43

Views: 24

Tixtla, Gro.- Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos esperan que el nuevo Gobierno les procure justicia, afirmó el asesor jurídico del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Vidulfo Rosales.

“La confianza hay que construirla en el camino aunque los padres tienen confianza en que las cosas cambien en cuanto al dinamismo de las investigaciones”, aseveró.

Este lunes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador firmará el decreto por el cual se constituye la comisión especial que va a investigar los hechos de Iguala ocurridos la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre del 2014.

En la firma de este decreto estarán presentes los padres de los 43 normalistas.

Según Rosales, este decreto instruye a todas las dependencias a colaborar con la comisión de la investigación para dar con la verdad en el caso de Ayotzinapa, le otorga facultades para investigar, visitar lugares e incluso ordenar búsquedas.

El tercer punto que establece este decreto es de que tendrá los suficientes recursos presupuestarios para que opere.

Entrevistado durante el sepelio de Tomás Ramírez Jiménez, padre Julio César Ramírez Nava, normalista asesinado en Iguala, Rosales afirmó que la movilización de los padres va a seguir.

El abogado dijo que el Gobierno de López Obrador tendrá una prueba en su decisión de ejercer acción penal.

“Es responsabilidad del nuevo Gobierno a quien o a quienes va a castigar pero nosotros creemos que ahí hay que llegar a autoridades de alto nivel porque no solamente se trata de castigar a policías”, afirmó.

Despiden a padre de normalista asesinado

Familiares, vecinos y normalistas dieron el último adiós a Ramírez Jiménez, quien falleció la madrugada del sábado en su domicilio en el barrio de El Santuario, en esta localidad, luego que en enero pasado se agravara su salud por la diabetes.

A finales de septiembre de 2014, Ramírez Jiménez sepultó a su hijo Julio César quien cursaba el primer año de la licenciatura de educación primaria en la Normal de Ayotzinapa.

Durante la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre, Julio César Ramírez y sus compañeros Daniel Solís Gallardo y Julio César Mondragón fueron asesinados por policías municipales y criminales.

En el sepelio efectuado en el panteón municipal de esta localidad, un egresado de Ayotzinapa dijo que don Tomás falleció sin que el Gobierno haya hecho justicia en el caso de su hijo, los demás jóvenes asesinados y los 43 desaparecidos.

“Allá te voy alcanzar, ahorita estás ya con nuestro flaquito”, dijo abrazada al ataúd de su esposo Bertha Nava Martínez.

Desde los hechos de Iguala, hace cuatro años, este matrimonio participó en las movilizaciones para exigir justicia.

“Hay 16 padres que están sumamente enfermos, unos tienen hipertensión arterial y otros diabetes”, aseguró su asesor jurídico. Reforma.

error: Content is protected !!