Hay mafias de empleados en el Ayuntamiento: Adela

Views: 87

La alcaldesa Adela Román Ocampo denunció que varios funcionarios municipales han sido amenazados porque dentro de las dependencias municipales hay mafias constituidas por empleados que creen que las oficinas y el dinero público es de ellos.

En entrevista colectiva, señaló que a ocho días de haber iniciado su gobierno todavía hay resistencia en algunas dependencias porque las mafias y grupos de empleados formados en su interior pretenden seguir mandando y no permitir el ejercicio de gobierno porque los afecta.

“Aún existen las mafias que pretenden seguir teniendo el control de las dependencias municipales, así como del dinero que es del pueblo, pero esto no lo vamos a permitir; vamos con todo porque no es posible que se sigan cometiendo tantos excesos”.

Sin decir nombres ni qué tipo de amenazas se han vertido contra sus funcionarios, la alcaldesa de Acapulco dijo que como abogada penalista reconoce lo delicado de esto, pero ya se reunió con los representantes del departamento jurídico, laboral y civil para actuar en consecuencia.

Sin soltar prenda, Román Ocampo dijo que “se dará seguridad especial a todos los funcionarios que han estado recibiendo las amenazas” por lo que pidió a los reporteros que “sepan entenderla por la gravedad del asunto, pero en estos momentos no se pueden dar más datos”.

Al hablar sobre la violencia desatada en estos días de crímenes, balaceras y quema de unidades del servicio público de transporte, admitió que la delincuencia ya rebasó los limites desde hace ya mucho tiempo.

“En el Ayuntamiento ya no habrá más lista de raya de trabajadores, por lo que ahora se tendrá un control absoluto debido a que anteriormente cada dependencia tenía su propia lista de empleados que muchos no laboraban y no se puede seguir bajo esa misma situación”, adelantó.

Ese control administrativo también abarca las bases laborales por lo que todas aquellas que se entregaron en la pasada administración que estén fuera del marco normativo tendrán que seguir un procedimiento legal para echarlas abajo.

“No se mantendrá a gente que no trabaja; me encontré con empleados que si trabajan y están en lista de raya con más de 20 años de antigüedad y no fueron considerados como otros que obtuvieron una base con pocos meses y esto es una violación a sus derechos humanos laborales”.

error: Content is protected !!