El voyerista

Views: 311

Alfredo Guzmán Espinoza

¿Para algunos importará?

El Mundial de Fútbol en Moscú ha iniciado y las campañas políticas en México, ingresan a un letargo, que culminará con el primero de julio a votar, o con alguna noticia grave que nos saque del letargo.

Alfredo Guzmán Espinoza

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha liberado una información que me indica que las cosas empiezan a cambiar en el estado de Guerrero, tal y como está definido en el Plan Estatal de Desarrollo (PED 2016-2022).

Hay acciones donde los funcionarios guerrerenses se hacen bolas, pero hay otras donde la estrategia ha estado funcionando.

Y la noticia es que el estado de Guerrero, alcanzó la tasa más alta a nivel nacional, en cuanto a empleo se refiere en la última muestra que presenta el INEGI.

Y se reporta que la tendencia seguirá con un porcentaje del +9 %, con una mejoría de 7 puntos porcentuales arriba del trimestre anterior y 3% arriba en comparación con el año pasado.

Para los críticos del actual gobierno, eso no indica nada. Es más, no es más que simple manipulación informativa: Maquillaje. Época de elecciones.

Los escépticos, dirán ¿“Y el orden y la paz”?

Pero para bien, no lo informa el gobierno de Guerrero, lo dice una instancia nacional de prestigio.

¿Pero qué ha pasado? ¿Qué han realizado las instancias, para que esto ocurra?

Es evidente que las circunstancias sociales, políticas y hasta atmosféricas, han jugado a favor del estado de Guerrero y los tres niveles de gobierno, han abonado a que así sea.

La desgracia de los huracanes Ingrid y Manuel, promovieron un alza en el empleo, derivado de la reconstrucción. El problema fue que las empresas contratadas en su mayoría utilizaron personal de fuera del estado de Guerrero.

Hoy, los tres niveles de gobierno, federal, estatal y municipal, han tenido la delicadeza de establecer como criterio principal, la contratación de constructoras locales, quienes tienen a personal local como trabajadores, elemento que impacta en los ingresos de los guerrerenses.

Para bien o para mal, las temporadas establecidas como ciclos turísticos se han roto en Acapulco y Zihuatanejo principalmente, luego de que no hay fin de semana, de cualquier mes, que los flujos turísticos y la ocupación hotelera, se encuentre a niveles altos.

Las mineras, luego de algunos problemas, siguen trabajando y sus empleados, recibiendo los beneficios.

La violencia no ha detenido que cada semana lleguen cruceros internacionales, Congresos, Encuentros, Simposiums, Reuniones laborales de empresas, La Convención Nacional Bancaria, Alcohólicos anónimos, Comex, Médicos y especialistas entre otros cientos de eventos, que se han fortalecido, los últimos tres años.

Lo anterior se ha visto beneficiado por el Paso Rápido de Tlalpan y el otro que cruza Cuernavaca y la misma ampliación del aeropuerto de Acapulco y modernización del de Zihuatanejo.

Hay veda electoral y nadie puede ponderar ningún programa. Pero reconocer que hay cosas que suceden, para bien de los guerrerenses, viste a quien lo hace.

Enhorabuena para los beneficiarios.

error: Content is protected !!